0
0
0
0
Días
0
0
Hrs
0
0
Min
0
0
Seg

Eficiencia energética: una ayuda para el planeta y para tu bolsillo

Apagar las luces, desenchufar los aparatos eléctricos que no estén en uso o no abrir tantas veces seguidas el refrigerador, puede sonar al mensaje que a diario nos daban nuestros padres en la infancia, sin embargo, aunque no lo creas, son grandes consejos que podrían ayudarnos a utilizar los recursos de forma eficiente.

¿Qué es la eficiencia energética? Es una forma de mejorar la calidad de vida de las personas, mediante el óptimo uso de los recursos, recurriendo principalmente a fuentes más sostenibles y amigables con el medio ambiente.

Según el estudio de consumo de energía de los hogares 2018, dado a conocer por el Ministerio, el 73% del consumo energético de los hogares se destina a calefacción / climatización y agua caliente. Entonces, ¿qué podemos hacer para disminuir esta cifra y, de paso, lograr un descuento en nuestra boleta mensual? A continuación te compartimos algunos tips:

Ampolletas de ahorro energético: En diciembre de 2015, salieron completamente del mercado las ampolletas incandescentes, gracias a un decreto del Ministerio de Energía con base en los desafíos de Chile al suscribir el Acuerdo de París. Esta acción significa un gran avance en el ahorro energético, debido a que las ampolletas incandescentes usan solo un 10% de la energía en la generación de luz, mientras que las de ahorro de energía utilizan un 90% con este fin. Pero, ¿Hay más opciones de ahorro? ¡Claro! Si tienes la oportunidad, cambia los focos de tu patio, jardín o balcón por unos solares y olvídate de pagar ese ítem en tu cuenta mensual de consumo, pues al alimentarse directamente del sol, no incrementarán tus gastos ni necesitarán otra fuente de energía.

Revisa de forma anual la aislación de puertas y ventanas: Fíjate que no entre aire por ningún lugar de tu ventana y en caso de que encuentres algún espacio, en el mercado existen diferentes opciones para realizar sellos y reforzar las estructuras, como burletes especiales o silicona. En caso de que tengas la oportunidad, otra opción es el reemplazo de ventanas tradicionales por termopaneles (doble cristal).

En vez de llenar la bañera, prefiere una ducha rápida: Según estimaciones, una bañera estándar se llena con aproximadamente 230 litros de agua, mientras que una ducha gasta entre 8 y 15 litros de agua por minuto, lo que nos da un total de 75 litros de agua en una ducha de cinco minutos. Es una gran diferencia ¿verdad?

Revisa el mercado e infórmate antes de adquirir un producto: Según el informe antes mencionado, el 2,4 % de las viviendas en Chile cuentan con sistema de calefacción centralizado, lo que deja a la mayoría de la población buscando alternativas para este ámbito. En la actualidad, el mercado ofrece una amplia gama de productos que podrían ayudar a resolver este problema, sin embargo, para hacer una elección óptima del producto debemos considerar aspectos tales como: metros cuadrados del lugar a calefaccionar, nivel de aislación de la vivienda y ventilación del ambiente.

¿Conoces alguna otra forma de usar la energía de forma eficiente? ¡Coméntanos para compartirlas con la comunidad!

Apaga las luces La hora del Planeta 2021 - 27 de Marzo